A Response From Johnny Isakson

Dear Friend:

Thank you for contacting me regarding the current crisis in Venezuela. I appreciate hearing from you and am grateful for the opportunity to respond.

Protests against Venezuela’s President Nicolas Maduro began in February 2014 stemming from record high inflation and basic food shortages.  After nearly a month of protests, 20 people have been killed and several dozen have been arrested, including leading opposition leader, Leopoldo Lopez.  The clashes between protestors and government security forces continue to be violent, and have prompted the U.N. Human Rights Council to demand answers about allegations of torture by security forces.  This has been the largest protest in Venezuela in over a decade.

On March 12, 2014, the Senate unanimously passed S.Res.365, which supports “the right of the Venezuelan people to the free and peaceful exercise of representative democracy.” Importantly, it urges an end to these violent clashes in favor of peaceful protests to support democracy.  It also urges the President to impose targeted sanctions against individuals who perpetrate human rights violations against peaceful demonstrators, journalists, and other members of civil society in Venezuela.  Finally, it calls for the United States to work with other countries in the hemisphere to encourage dialogue between the government of Venezuela and the political opposition through the Organization of American States.

The United States is founded on a free society where life, liberty and certain inalienable rights are guaranteed. I believe we should support peaceful democratic movements throughout the world. I will continue to closely monitor the events in Venezuela as they unfold and remember your concerns regarding the escalating crisis.

Thank you again for contacting me. Please visit my webpage at http://isakson.senate.gov/ for more information on the issues important to you and to sign up for my e-newsletter.

Sincerely,
Johnny Isakson
United States Senator

———–

This letter was the answer to a letter previously written by a Venezuelan living in the United States. You can contribute too!

Advertisements

La historia de Giuseppa Quinci

la-foto

“Me quebré. Externamente nadie lo notó, fue sólo interno. Yo no me puedo quebrar”.

Desde que comenzaron las manifestaciones en Altamira, Giuseppa Quinci ha trabajado todos los días hasta la una de la mañana. Carga tres celulares y un radio, a través del cual se comunica usando unas 60 claves.

Giuseppa fue la primer médico en llegar al lugar donde estaba Roberto Redman en el piso y con un tiro en la cabeza. Con un lenguaje encriptado notificó vía radio lo que tenía enfrente.

Los vecinos, que son sus vecinos porque vive en la zona, no entendieron lo que dijo, aunque lo que estaba a la vista no necesitaba traducción.

Las lesiones en el cerebro se manifiestan en la postura de los brazos. Reconocer eso fue el momento de quiebre para Giuseppa.

Hace 14 años, cuando comenzó en Salud Chacao, las enfermedades crónicas y accidentes de tránsito eran su quehacer. Ahora, durante estos días de protestas, no sólo asiste diariamente a lesionados por gas, perdigones y golpes, sino también llamadas por ataques de pánico.

La sensación de miedo intenso por un hecho que haya ocurrido o no, mantiene a muchos vecinos de la zona en zozobra.

Giuseppa es médico internista, pero su adicción es la emergencia. Cree que estar en la calle es la verdadera manera de ayudar, confía en su capacidad de acción. Está entrenada para eso. Del 12 al 27 de febrero, ciento veintiséis personas han sido atendidas por ella y su equipo.

“Mi trabajo es estar para quien lo necesite sin juzgar los hechos. Para dar respuesta debo desprenderme de simpatías, afinidades y miedos”.

Cortesía de Prodavinci

http://prodavinci.com/blogs/me-quebre-y-yo-no-me-puedo-quebrar-giuseppa-quinci-por-roberto-mata/

La Historia de Carlos Tejeda

03

“Cierro los ojos y veo perfectamente la bomba venir directo a mí. Es como una lata de atún que echa chispas”

La Guardia Nacional hizo un ataque sorpresa a estudiantes que colocaban palos y escombros para armar una barricada el 19 de febrero, en Altamira. Agazapada en el desnivel de la Torre Británica, esperó tenerlos a unos diez metros de distancia para de frente, disparar bombas lacrimógenas.

Desorientado y con un pito en el oído, Carlos fue alejado del lugar por un lazarillo desconocido. No sabía dónde había recibido el impacto, se revisaba los dientes, se revisaba la cara, no veía.

Luego entendió todo. “Si voy a perder el ojo lo perderé”, pensó.

Estando en la ambulancia recibió una llamada. “Bendición, mamá. Estoy perfecto. En un rato voy a la casa”. La conversación fue a ciegas. Carlos decidió no mortificar a su mamá.

Antes de entrar a quirófano, firmó un documento donde aceptaba que podría salir de la cirugía sin ojo y con una prótesis. Salió con el ojo pero la hemorragia interna fue tal, que todavía los médicos no pueden ver hacia adentro. Ni él hacia afuera.

Una gota cada hora, otra cada ocho, otra cada doce, todas distintas. Semana y media después, el pronóstico es que es muy difícil que recupere la visión. El ojo está prácticamente muerto. Al escuchar eso, Carlos lloró, lo hizo por primera vez. Sin embargo, no pierde la esperanza.

Si pudiese sentarse con el guardia que le disparó, le preguntaría si esto es una guerra contra los estudiantes o si cree que los estudiantes tienen una guerra contra ellos. Le preguntaría qué siente con lo que está pasando. “No he visto a mis perros, ni los vídeos donde salgo herido, ni televisión, ni mi teléfono, ni el sol, ni el cielo. Debo tener los ojos cerrados todo el tiempo”. Desde qué salió de la clínica, Carlos se fue a casa de su papá. Ha estado durmiendo con él, juntos en la misma cama. Algo de lo que no tenía el más mínimo recuerdo. – ¿Qué te preocupa, Carlos? – Me da más miedo no poder vivir a Venezuela, que no poder verla.

Carlos Tejeda, 22, estudiante Ingeniería Civil Universidad Metropolitana.” via @rmtf

Cortesía de Prodavinci

http://prodavinci.com/blogs/cierro-los-ojos-y-veo-perfectamente-la-bomba-venir-directo-a-mi-carlos-tejeda-por-roberto-mata/

La historia de Saúl Moreno

02

“Le tengo miedo al momento en que se acaben los novenarios, las llamadas y la prensa pierda el interés. Al momento en que yo tenga que volver a levantarme temprano a recordarla. Este dolor no va a pasar nunca”. Saúl, el padre. Pa, como le decía Geraldine.

Geraldine jugaba fútbol sala, posición delantera. Pero la Guardia Nacional le llegó de sorpresa por la retaguardia, con las motos y sus luces apagadas, el miércoles 19 de febrero en Tasajal, Valencia. La manifestación era a dos cuadras de allí. Ella estaba frente a su edificio, caceroleando.

Hubo un disparo, eso la advirtió. Intentó escapar y se cayó. Vecinos cuentan sobre dos guardias. Uno le dijo al otro “¡Dispárale!” y ese otro se negó. Entonces el de la voz de mando le disparó a Geraldine en el piso con una escopeta de perdigones. Al rostro. A un metro de distancia.

Delgada, espigada, deportista, dicharachera, estudiante de Citotecnología de la Universidad Arturo Michelena, 23 años, “la bujía de la familia”, entró a la emergencia de la clínica diciendo “Apúrense, háganlo rápido, que siento que se me quema el cerebro”. El disparo fue al ojo derecho, pérdida inmediata. El izquierdo tampoco se salvaría, aclararon después los médicos. El daño cerebral fue irreparable. Geraldine pasó por dos cirugías. La segunda tomó ocho horas.

Esa noche fue la más larga de la vida de Saúl. Entre las barricadas y una sensación de toque de queda no oficial, logró llegar únicamente hasta la mitad del camino. Tuvo que esperar al día siguiente para poder estar con su hija.

El sábado 22 de febrero a las 12:35 pm, frente a su madre, un cura y Saúl, Geraldine fue desconectada.

Saúl tenía esperanzas de ver a su única hija recuperada. “Me quitaron todo. Ya no tengo nada”, dijo después, durante un rosario.

La casona de más de cien años de la mamá de Saúl es el lugar donde Geraldine contaba chistes malos, de esos tan malos que al final hacían reír. Hoy toda su familia, la de piel y la de sangre, agradece cuanto Geraldine les hizo reír.

Saúl Moreno, 55, bienes raíces, padre de Geraldine. vía @rmtf

Cortesía de Prodavinci

http://prodavinci.com/blogs/tengo-miedo-al-momento-en-que-se-acaben-los-novenarios-y-la-prensa-pierda-el-interes-saul-moreno-el-padre-de-geraldine-por-roberto-mata/

Solicitudes a la OEA via Twitter

Si quieres colaborar con los venezolanos en su lucha por la libertad, puedes enviar tus solicitudes a la OEA y a las cancillerías de los países miembros usando la etiqueta #OEAconVenezuela para español y #OASwithVenezuela para inglés.

Las cuentas a enviar solicitudes son:

Cuenta oficial OEA en español: @OEA_oficial

Cuenta oficial OEA en inglés: @OAS_official

Países de habla hispana:

Cancillería Argentina: @MRECIC_ARG

Cancillería Chilena: @GobiernodeChile

Cancillería Colombia:
@CancilleriaCol

Cancillería Costa Rica:
@gobiernocr

Cancillería Ecuador:
@CancilleriaEc

Cancillería Guatemala:
@GuatemalaGob
@MinExGt

Cancillería Honduras:
@srehonduras

Cancillería Mexicana:
@IME_SRE

Cancillería Panamá
@CancilleriaPA

Cancillería Paraguay
@MREParaguay

Cancillería Perú
@CancilleriaPeru

Cancillería República Dominicana
@MIREXRD

Cancillería Venezolana
@VenCancilleria

Países de habla inglesa:

Cancillería Estados Unidos
@StateDept

Puedes también escribirle a las cuentas verificadas de las Presidencias y Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros.

Algunos tweets modelos pueden ser:

La Unasur NO es un órgano imparcial para mediar en Venezuela. Para evitar más violencia, requerimos a la #OEAconVenezuela

Mientras muchos paises callan, muere gente en Venezuela. La PAZ requiere de la #OEAconVenezuela

@_________Su país puede ayudar a salvar la vida de muchos venezolanos. Levante su voz y pare la muerte. #OEAconVenezuela

@_______ En Venezuela se están vulnerando los DDHH su país puede intervenir para que la #OEAconVenezuela pueda hacer algo

@ _________ Your country may help save the lives of many Venezuelans. Raise your voice and stop death. #OASwithVenezuela

While many countries are silent, people die in Venezuela. PEACE requires #OASwithVenezuela

@ _______ In Venezuela Human Rights are being violated And your country can intervene for the #OASwithVenezuela You can do something

Cualquier esfuerzo en estos momentos es una gran ayuda.

La historia de Derek Redman

01

 

“Esta mañana lloré temprano, después salí a visitar a mis amigos por Petare, Lebrún y Campo Rico, amigos míos y de Roberto mi hijo, algunos no sabían nada. Ellos se arrecharon y me pasaron la arrechera a mí, entonces dejé de llorar y digo, estoy arrecho, a mí no me va parar nadie ahora”

Dos motorizados con cascos integrales y a mansalva según los presentes, mataron a Roberto Redman (31) de un disparo directo a la cabeza. “Mi hijo no quería ser un héroe nacional ni un mártir, sólo estaba tratando de hacer algo por el país”

Roberto Redman era de poco hablar, mucho Ávila, empleos varios y una única meta: ser piloto.

En diciembre recibió la licencia después de tres años de ahorro familiar; ahora comenzaba la espera de un avión que necesitase un copiloto. “¿Sirvió de algo muerte de Roberto?” “ Aparentemente logró unir a una cantidad de gente que era apática en cuanto a lo que hay que hacer para tener una democracia y libertad. Eso espero. Roberto era mi hijo y compañero, andábamos mucho juntos. Este domingo jugamos cuatro horas bowling en Mampote”

Los hombres de la familia Redman no lloran mientras velan a los muertos, eso es un hecho comprobable.

Derek Redman, 77. Vendedor” vía @rmtf #ElQueSeCansaPierde

Venezolanos residentes en USA

La Resolución del Congreso que introdujo la Congresista Ileana Ros-Lehtinen, ha sido aprobada en la comisión por unanimidad pero ahora tiene q ser aprobada en el piso del congreso.

Por eso pedimos a todos los venezolanos que residen en USA que entren a la página web:
http://www.house.gov/representatives/find/
para que escribas tu zip code y te diga quién es tu congresista. Luego, en la hoja de contacto de la pagina de tu congresista escribe: “support the people of Venezuela”

Igualmente, la resolución introducida por los Senadores Bob Menéndez (D) y Marco Rubio (R ) en el Senado no es definitiva hasta q sea aprobada en el piso del SENADO … Entra a la pagina web
http://www.house.gov/representatives/find/

http://www.senate.gov/general/contact_information/senators_cfm.cf

Escoge el estado donde vives y en la pagina de tu senador escribele: “support the people of Venezuela”…

Si los 170.000 venezolanos que dice el censo que viven en USA apoyan a su país de esta manera, sería una aprobación contundente en el Congreso y en el Senado …
No nos olvidemos q hay simpatizantes del Chavismo también en el Congreso de USA que tratarían de bloquearlo.
En la resolución entre otras cosas se pide no otorgar visas a los Chavistas y Boliburgeses y congelación de sus fondos.

Foro Penal Venezolano

El Foro Penal Venezolano es una institución dedicada a asistir a las víctimas de violaciones de derechos humanos. En su página web se pueden realizar denuncias, solicitar asistencia médica o psicológica, reportar personas desaparecidas, y ofrecerse como defensor activo.

Para más información, revisa su página web:

http://www.foropenal.com/

 

Teléfonos de contacto:

0414-2694287

0412-5568211

0412-5568212

0412-5568305

0412-5568306